Blogia
Duende Flamenco / Desde Bruselas.

Bacán nos lo decía,...

Muchos nos olvidamos de lo elemental que hace que este arte jondo sea distinto de casi todas las músicas del mundo mundial (como dice Gamboa).
Cantar y hacer soniquete es lo propio de muchas músicas, pero a muy pocas le llega lo que tiene el cante jondo: EL DUENDE.

Pedro Bacán lo llama sentimiento y nos dice :
"Todo el mundo está loco con lo último, sin pensar en la riqueza ni en lo que hace al flamenco diferente a todas las músicas del mundo es el sentimiento".

A Pedro (paz a su alma) nos gustaría decirle que algunas músicas si que lo tienen: la música Sacra, la música india, la música de Persia y quizás algunas salmodias judias.
El flamenco Jondo se ha nutrido esencialmente de estos sones (de otros también pero basicamente de estos).
El flamenco (no el jondo sino el otro) se nutre ante todo del cante jondo. De otras músicas y influencias tammbien (Folclore español y andaluz, copla, cuple,...) pero mayormente del cante jondo.

El nuevo flamenco -que comienza con la era de Camarón-Paco y antes que ellos con el Sabicas americano y algunas incursiones de jazzistas de ultramar- se quiere (y lo logra de más en más) alejar de toda esta riqueza que encierra en su ser el cante Jondo.
Bacán nos lo dice también:
"Buscando y complicando posibilidades melódicas nunca se ha llegado a más profundidad o sentimiento"

Una via a no allanar para que el cantaor conozca lo jondo es la riqueza del arte jondo que se practica en el seno familiar. La transmisión oral es la única escuela para mamar lo jondo del flamenco (Ezequiel Benitez lo ha entendido a la perfección).
Hoy más que nunca esta dimensión esta en peligro de desaparición.
También no lo recuerda Bacán:
"Las familias han ido purificando esa música. La gente nueva tiene menos que ver con la base, que es el cante, y las familias cantaoras han sido la base de todo el flamenco".

Gracias Bacán Pedro por tus consejos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres